Presentación o cómo descubrí el cine coreano

Una tarde de domingo, a finales de 2009, vi el MV ‘It´s you‘, de Super Junior, por recomendación de mi hermana pequeña. En aquel momento, se prendió la mecha de mi (¿me atreveré a llamarlo así?) pasión por Corea.

Como buen cinéfilo, había visto películas de Kim Ki-duk y Park Chan-wook. Incluso sabía que eran coreanos, distinguiéndolos de esa masa informe que suponen los cineastas asiáticos para el público occidental. Pero no sabía nada más de una cinematografía que actualmente considero una de las más brillantes del mundo.

Después de aquella deslumbrante primera impresión del audiovisual coreano, comencé a ver películas procedentes de aquel país: la inefable película de Super Junior, ‘Attack on the pin-up boys‘, la comedia ‘Scandal Makers‘ o el thriller ‘A million‘ fueron las primeras, si mi memoria no me falla.

Descubrí entonces que, si bien daban una de cal y otra de arena, las películas coreanas conformaban un paisaje único en el cine contemporáneo. Tomando como modelo los géneros populares por excelencia que hace tiempo agostaron los directores norteamericanos, habían conseguido una identidad propia, creando cintas en las que unas constantes perfectamente comprensibles para un espectador occidental se mezclaban con el reflejo de la sociedad coreana contemporánea. El resultado: cine comercial capaz de llegar al público masivo y ofrecer a los cinéfilos más exigentes algo que nunca habían visto antes.

El cine coreano llega a Europa (y, por consiguiente a España) a cuentagotas, en festivales ediciones en DVD y, en el mejor de los casos, estrenos en salas que tienen suerte si alcanzan un par de semanas de exhibición. Pero la producción de películas en Corea es mucho más de lo que llega a nuestras pantallas, y hoy por hoy, no existe en Internet una guía para orientarse en las procelosas aguas de esta cinematografía.

Este blog que ahora comienza pretende ser una humilde brújula que señale al cinéfilo incauto las películas coreanas que pueden ser de su interés. Me atrevo a erigirme en capitán del barco no sólo en mi condición de aficionado al séptimo arte, también en la de estudioso del cine coreano contemporáneo, ya que otra consecuencia de aquella tarde de domingo es que he decidido enfocar mis estudios de doctorado a la cultura popular coreana. Por ello, el objetivo de este espacio es ir más allá de la mera reseña e incluir artículos sobre géneros, corrientes o consideraciones teóricas sobre la cinematografía coreana.

Por supuesto, esta bitácora será una reivindicación del cine coreano en toda su extensión, tanto de las obras maestras como de las cintas infumables (que las hay). Todo aquel que quiera separar el grano de la paja, puede sumarse al viaje. Sean todos bienvenidos a bordo.

4 comentarios sobre “Presentación o cómo descubrí el cine coreano

  1. Acabo de descubrir tu blog y me parece una pasada. La verdad es que no se sabe demasiado sobre todo el cine que se hace en Corea. ¡Enhorabuena, gran trabajo!

  2. Hola Luisru: me estoy “enamorando de Korea” y “de todo lo coreano” me he topado con tu blog. Fantástico!. Enhorabuena!. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s