Haunters, Psychic (Kim Min-suk, 2010)

¿Qué significa ser un superhéroe? Mayormente, enfrentarse a un destino aciago e inevitable. Porque estos personajes tienen en común con los héroes de la mitología griega un destino inexorable, que no pueden esquivar por mucho que lo intenten. Pero, a diferencia de los griegos, los superhéroes modernos no tienen que ser imbatibles semidioses. La heroicidad puede esconderse en un simple empleado de una casa de empeño.

En eso consiste ‘Haunters, Psychic’, quizás la mejor película coreana de 2010: un humilde obrero de la construcción, que comienza a trabajar en una casa de empeño tras sufrir un accidente que debería haberlo matado, descubre que su destino es detener la amenaza que supone un villano capaz de manipular la mente de sus víctimas, pues es la única persona inmune a su poder.

Cuando el atribulado villano, magistralmente interpretado por Kang Dong-Won, rapta a la hija de su jefe, decidirá enfrentarse a él, contando con la ayuda de sus dos ex-compañeros de trabajo, un inmigrante turco y otro ghanés, que conforman uno de los supergrupos más bizarros del cine contemporáneo. La única pega que se le puede poner a la película es que las reglas no escritas de los supergrupos advierten que todos deben incluir al menos una chica. Aquí, el rol femenino se limita a la típica y tópica damisela en apuros. Es probable que el director de la película, el debutante Kim Min-suk, no conozca a la heroína griega Atalanta, la primera mujer que perteneció a un equipo de supertipos, concretamente a los Argonautas de Jasón.

Aunque ‘Haunters, Psychic’ peca de aproximarse demasiado a su principal referente, la clásica cinta de M. Night Shyamalan ‘El protegido‘ (héroe indestructible, ambiguo villano tullido, destinos entrecruzados), su mezcla de géneros, en especial sus bien dosificadas escenas de comedia, hacen del conjunto una propuesta muy original, con uno de los mejores y más complejos villanos de los últimos años y, sobre todo, con un héroe atípico que, a la manera de los antiguos griegos, es capaz de enfrentarse temerariamente a un destino terrible a la vez qué épico. Ése es el fin último de todos los héroes.

Nota: 8/10

Lo mejor: el equipo de superhéroes más disfuncional del cine reciente.

Un comentario sobre “Haunters, Psychic (Kim Min-suk, 2010)

  1. […] Bong Joon-ho, cineasta posmoderno donde los haya, actualiza en ‘The Host’ el género de monstruos, pura diversión, pero mostrando el mensaje mucho más abiertamente que las cintas en las que se inspira: la criatura que un buen día surge del río Han es responsabilidad directa de las pruebas militares de los yankis (de un yanki feo y bizco, además, nada que ver con los altos mandos del ejército U.S.A que salen en sus pelis). Para destruirlo, nada de cuerpos especiales o zarandajas similares, la encargada de hacerlo será una atípica familia que aspira a rescatar con vida a la más joven de sus miembros, que devienen así en el equipo de superhéroes mas disfuncional del cine coreano contemporáneo, solamente superado en rarunez por el de ‘Haunters/Psychic‘. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s