The Host (Bong Joon-ho, 2006)

En un momento de la novela de Alberto OlmosTrenes hacia Tokio‘ dos personajes mantienen el siguiente diálogo:

– ¿Te gusta Matrrix?
– Claro, a todo el mundo le gusta divertirse.

The Host‘ es todo diversión, por eso, debería gustarle a todo el mundo. ¿O no es todo diversión? Tradicionalmente, las películas de monstruos eran puro entretenimiento. Todas aquellas cintas de serie B procedentes de Estados Unidos o Japón en la que seres imposibles (desde el mítico Godzilla hasta las hormigas gigantes de ‘Them!‘) sembraban de terror y confusión todos los lugares por los que pasaban, estaban dirigidas a un público poco exigente que disfrutaba con la devastación gratuita. Pero muchas de estas películas, pasado el tiempo, se han interpretado como metáforas del miedo generalizado al enemigo comunista o a las bombas nucleares durante la Guerra Fría. Así, meros divertimentos se convirtieron en documentos del estado de ánimo de una época determinada.

Bong Joon-ho, cineasta posmoderno donde los haya, actualiza en ‘The Host’ el género de monstruos, pura diversión, pero mostrando el mensaje mucho más abiertamente que las cintas en las que se inspira: la criatura que un buen día surge del río Han es responsabilidad directa de las pruebas militares de los yankis (de un yanki feo y bizco, además, nada que ver con los altos mandos del ejército U.S.A que salen en sus pelis). Para destruirlo, nada de cuerpos especiales o zarandajas similares, la encargada de hacerlo será una atípica familia que aspira a rescatar con vida a la más joven de sus miembros, que devienen así en el equipo de superhéroes mas disfuncional del cine coreano contemporáneo, solamente superado en rarunez por el de ‘Haunters/Psychic‘.

Bong Joon-ho establece una relación directa entre el monstruo y la presencia de militares norteamericanos en Corea del Sur, que experimentan con nuevas armas a espaldas de los ciudadanos de este país. Una crítica muy directa pero, al mismo tiempo, también una metáfora. El cineasta reflexiona sobre el cinematógrafo, de entrada, con la elección del argumento, que supone una actualización de un género popular en su momento, denostado después y reivindicado ahora mismo por críticos y público exigente. Pero la posmodernidad que predica Bong hace que le añada elementos de otros géneros, desde el drama costumbrista hasta el terror psicológico, amen de utilizar todos estos aspectos para reflexionar simbólicamente sobre el cine coreano contemporáneo de la siguiente manera:

El monstruo, una en apariencia invencible criatura de origen norteamericano, se enfrenta a una familia corriente (excepto por su campeona de tiro con arco) y, sorprendentemente, es derrotada por un puñado de coreanos que tenía todas las papeletas de ser aniquilado. Bong Joon-ho parece decir que el cine surcoreano tiene una oportunidad, a pesar de la humildad de sus medios si se les compara con los americanos, de batir a las películas que llegan desde Estados Unidos, usando la originalidad como arma principal pero utilizando asimismo otros útiles, como los géneros clásicos hollywodienses, que se adaptan sin rubor para llegar a las audiencias del país. Y lo consiguen, a tenor de la cuota de pantalla del cine surcoreano en su territorio.

Debido a su ritmo modélico, el impecable trabajo de los actores (en especial el gran Song Kang-ho), los personajes icónicos (esa aspirante a medallista olímpica encarnada por Bae Doona emulando a Atalanta con su arco y flechas) y un desarrollo lleno de giros inesperados, la película se convirtió en un fenómeno de masas en Corea y consiguió llamar la atención del resto mundo. Los espectadores de Occidente supimos, gracias a ‘The Host’, que el mainstream americano tenía un serio competidor en el cine comercial producido en Corea del Sur, un cine comercial que, gracias a su originalidad posmoderna, supone una bocanada de aire fresco en el un tanto anquilosado séptimo arte del siglo XXI. A todo el mundo le gusta divertirse.

Nota: 10/10
Lo mejor: es pura diversión, ¿o no?

6 comentarios sobre “The Host (Bong Joon-ho, 2006)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s