The Housemaid/Hanyo (Kim Ki-young, 1960)

Inventar el cine. Este era el recurso que les quedaba a los directores coreanos después de la guerra civil que asoló el país y que se llevó por delante casi todas las películas anteriores a 1950. Sólo cinco títulos sobrevivieron a la devastación, por lo que la posibilidad de contar con referencias cinematográficas se volvió una quimera. Claro, muchos realizadores habrían visto cintas coreanas de antes de la guerra, cintas que nadie vería nunca más y que permanecerían solamente en la memoria de unos pocos para disolverse finalmente como se disuelven todos los recuerdos de las personas que mueren. Pero, ¿y los que llegamos después? ¿Con qué podemos comparar el cine coreano que se produjo inmediatamente después del conflicto? Sólo podemos especular cómo eran aquellas películas que nunca veremos, elucubrando de dónde partían las que se hicieron más tarde.

¿A qué se parece ‘Hanyo (The Housemaid)‘, la obra maestra de Kim Ki-young? Esta cinta, que se considera una de las mejores del cine coreano de todos los tiempos, se produjo, curiosamente en 1960, el mismo año en el que el se estrenaba una de las obras maestras de Alfred Hitchcock: ‘Psicosis‘. Como en ésta, ‘Hanyo’ parece que va a ser una cosa y es otra. ‘Psicosis’ es quizás la película más famosa en la que su protagonista muere a mitad del metraje. En ‘Hanyo’, la supuesta protagonista desaparece a mitad de la historia, siendo reemplazada por una de las mujeres fatales más perversas de la historia del cine, esa sirvienta del título que no duda en seducir a su patrón para después hacerle la vida imposible. Entonces, ¿es ‘Hanyo’ cine negro? Si ‘Psicosis’ suponía un cambio en las habituales intrigas de suspense de Hitchcock, reemplazadas por un argumento y una ambientación que se sumergían en el cine de terror, ‘Hanyo’ tomaba elementos del cine negro, en especial la crítica social implícita en esta clase de películas, y le añadía elementos del drama costumbrista al más puro estilo del maestro Ozu o del horror gótico para crear algo completamente diferente al cine asiático de la época, que tenía más en común con las obras de las nuevas olas europeas que nacían en aquel momento.

‘Hanyo’ es una encrucijada en la que confluyen y se entremezclan los géneros clásicos del cinematógrafo y se abre la puerta a nuevos caminos que recorrerán las generaciones venideras. El cine coreano aprendió bien la lección y, desde entonces, ha transitado la confluencia de géneros para crear películas sorprendentes. Esto no podría haber sucedido sin la audacia de ‘Hanyo’, que se atrevió a presentar escenas tan duras como la muerte de un niño. Pero no fue su única osadía: así como Hitchcok no vaciló a la hora de matar a su protagonista, Kim Ki-young la sustituyó in media res, consiguiendo así transformar su película de un melodrama de manual a una cinta turbia y fascinante, en la que el sexo y la muerte se revelan como los impulsos más fuertes de los hombres y mujeres de cualquier época.

La única pega que se le puede poner a ‘Hanyo’, es su final, ese epílogo que pretende convertirla en un cuento moral y que parece impostado y falso en comparación con la crudeza del resto de la cinta. Pero el final fallido de ‘Psicosis’, esa innecesaria explicación de la patología de Norman Bates por parte del psiquiatra, no impide que la consideremos una obra maestra absoluta y, por lo tanto, debemos incluir a ‘Hanyo’ en la misma categoría.

En 2010, el prestigioso realizador Im Sang-soo (A Good Lawyer’s Wife) realizó un remake de esta cinta titulada asimismo ‘The housemaid/Hanyo’.

Nota: 9/10
Lo mejor: la perversa mujer fatal, esa sirvienta del título.

Un comentario sobre “The Housemaid/Hanyo (Kim Ki-young, 1960)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s