Man of vendetta (Woo Min-Ho, 2010)

Corea ama los thrillerzuchos. Este subgénero se produce como churros en este país, quizás en proporción igual a la de Estados Unidos. Lo que pasa es que, en Norteamérica, la mayoría de las historias mediocres y vacías sobre psicópatas y asesinos en serie se dejan para esas interminables series herederas de CSI, como ‘Mentes criminales‘, el paradigma de show sangriento en el que el colgado de turno está mucho más colgado y comete atrocidades mucho peores que el del capítulo anterior.

Man of Vendetta‘ es exactamente eso, un capítulo de ‘Mentes criminales’, pero a la coreana. Es decir: una película con una historia poco original, que copia descaradamente a la infinitamente superior ‘The chaser’, alargada hasta la extenuación y a la que se intenta dar un empaque que acaba haciéndola parecer ridícula. Porque lo bueno que tiene ‘Mentes criminales’ es que dura unos escasos 40 minutos, pues sus argumentos no dan para más. Tampoco ‘Man of vendetta’ da para más, pero, aun así, el director decide alargarla ¡hasta casi las 2 horas!

Esta cinta, debut en la dirección de Woo Min-Ho, narra una historia que pretende ser enrevesada sobre un secuestro en dos tiempos: el protagonista pierde a su hija en manos de un secuestrador, que aparece 8 años después para informarle de que todavía tiene a su vástago en su poder y que, para devolvérsela, debe entregarle un montón de wones sin llamar a la policía. Parece ser que el secuestrador ha mantenido consigo a la muchacha para usarla como cebo con el que raptar a otros infantes. ¿Y por qué secuestra niños este villano, hasta físicamente parecido al psicópata de ‘The chaser’? Pues para comprarse carísimos amplificadores. Eso sí, si alguien no quiere vendérselo lo mata y santas pascuas. Pero en años y años de crímenes, nadie descubre nada, claro. En Corea nadie ve nada, la gente muerta no tiene familiares y la policía es más tonta que mi culo.

El guión de ‘Man of vendetta’ está lleno trampas y agujeros, pero lo más irritante es el uso de la religión y de la afición a la música para intentar dar un poco de profundidad a los personajes, un recurso bochornoso por impostado. La puesta en escena no es mucho mejor. Esa ridícula secuencia en la que el maloso masacra a dos mensajeros que parece sacada de ‘La matanza de Texas’ es el máximo exponente de otro de los problemas de estos thrillerzuchos surcoreanos: la exhibición gratuita de atrocidades. Que si mato a un viejo con la tapa del váter, que si hago a la niña comer tierra, que si te reviento la cabeza con una piedra… En resumen, una película solamente para adictos al género y perfectamente prescindible para el resto de la humanidad. Si puedes elegir entre este bodrio y un capítulo de ‘Bones’ o ‘Sin rastro’, recomiendo encarecidamente lo segundo.

Nota: 3/10
Lo mejor: un arranque muy ágil que se queda en nada.

Esta película forma parte del Primer Festival Pirata de Cine Asiático que organiza Lost Highway Blog.

Un comentario sobre “Man of vendetta (Woo Min-Ho, 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s