Mr. Idol (Ra Hee-Chan, 2011)

Mr.Idol_

Mr. Idol‘ no estaba destinada a ser un clásico. Es, simple y llanamente, una honesta peliculita que explota algunos de los aspectos más populares de la cultura popular coreana, como el K-Pop y los K-dramas, los empaqueta y los presenta en formato cinematográfico. Pero supongo que el público coreano ya tiene bastantes de estos contenidos en televisión y la cinta pasó por la cartelera de aquel país sin pena ni gloria. Y casi mejor, porque, con lo aficionados que son los surcoreanos a duplicarse a sí mismos y a sus productos de éxito, en breve estaríamos ante una avalancha de cintas clónicas. Y, para una tarde de domingo, ‘Mr. Idol’ está bien, pero con una es suficiente.

La cinta narra el ascenso de un grupo de idols un tanto talluditos desde la perspectiva de dos personajes, su manager y su cantante principal. El director utiliza los recursos propios de un K-Drama, como la mezcla de comedia y drama, con trágicas muertes y oscuros secretos del pasado de por medio, la impepinable historia de amor, que no se resolverá hasta el último minuto, o las continuas (y a menudo forzadas) adversidades a las que deben hacer frente los protagonistas para conseguir la redención. La estética de la película se mueve entre las novelas televisivas y los spots publicitarios, lo que termina resultando un tanto cargante, y no se libra de un cierto aire de producción de segunda fila, remarcada por los cameos de grupos de idols del montón, como U-Kiss o Brave Girls. Los actores son todos caras conocidas de la televisión, como Park Ye-Jin y Kim Soo-ro, a los que ya encontramos juntos en el variety ‘Family Outing‘. A ratos, creemos estar contemplando un montaje reducido de un mediocre K-Drama de 15 o 16 capítulos.

Pero ‘Mr. Idol’ tiene alguna cosa buena: la secuencia en la que se conocen los protagonistas, a través de una maleta perdida, es memorable, recordando a las elegantes escenas de este tipo tan habituales en las comedias de enredo clásicas. Y el final, que remite al del dramón ‘A moment to remember‘ plantea una idealizada visión del K-Pop. Ese número musical final parece decir que el K-Pop es una puerta mágica a un mundo en el que todos cumplen sus sueños, el amor siempre es correspondido e incluso aquellos que murieron demasiado jóvenes tienen una segunda oportunidad. Y que deje al espectador con tan buen sabor de boca es quizás lo único que se le puede exigir a esta cinta.

Nota: 5/10
Lo mejor: algunos brillantes destellos de comedia romántica, como el modo en el que se conocen los protagonistas.

Un comentario sobre “Mr. Idol (Ra Hee-Chan, 2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s