Carta Abierta a El País Semanal sobre el artículo ‘A lomos de la ola coreana’

eps Corea del Sur

Mi profesora de coreano siempre nos impele a pedir becas a cualquier organismo surcoreano que se ponga a tiro: “Corea tiene ahora mucho dinero”, suele repetir a sus alumnos. Y es cierto, Corea del Sur tiene mucho dinero, y decide gastarlo en la promoción de su cultura, lo cual ya dice mucho de este país. Es cierto que cuenta con una pequeña ayuda, pues sus manifestaciones más populares (música pop, cine o series) se han expandido sin necesidad de promoción alguna gracias a Internet. El caso es que Corea sigue invirtiendo en promocionarse en Occidente. Por eso, invitó a un grupo de periodistas a conocer desde dentro el fenómeno de la Ola Hallyu, el tsunami cultural que arrasa en Asia desde hace años y que está empezando a dejar sentir sus efectos por estos lares.

Iker Seisdedos, de El País, fue el afortunado que viajó a Seúl en representación de España. Siendo un periodista que escribe a menudo sobre la cultura pop y, a mi entender, sabe valorarla, me resulta doblemente hiriente que el artículo resultante de este viaje sea tan despreciativo con la Ola Hallyu en general y con el K-Pop, la música pop surcorena, en particular. ‘A lomos de la ola coreana‘, publicado el domingo, 8 de septiembre, puede valer como somera introducción al fenómeno, pero, en general, me parece escrito desde una perspectiva condescendiente con el tema, como si fuese un exotismo bastante hortera que no tiene ningún valor artístico. El K-Pop, como la mayoría del pop occidental, es un producto, ideado y producido para llegar al mayor número de personas posible. Pero me atrevería a decir que es un producto cultural de gran calidad, precisamente por su vocación de alcanzar al gran público por medio de la aplicación de fórmulas novedosas dentro de su limitado campo de acción, cualidad que lo hace destacar del muchas veces adocenado mainstream anglosajón (por no hablar del español). Es cierto que los grupos son prefabricados por las grandes corporaciones, pero la gran mayoría de los idols tienen talento y personalidad, y se esfuerzan mucho para destacar en un mercado tan competitivo como el del pop asiático, atestado de bandas juveniles que, a priori, pueden parecer clónicas pero que no lo son en absoluto.

En cuanto a las series, el periodista dice que no se han programado en España porque son “lentas”, característica que pueden tener los K-Dramas que saltaron en un principio al estrellato internacional (‘Una joya en el palacio’, cuyos derechos adquirió TVE), pero no así la mayoría de K-Dramas de los últimos años. De todos modos, no se hace referencia alguna a ningún K-drama en concreto. E igual de condescendiente se muestra con el cine, el “eslabón débil” de la Ola Hallyu: afirma que las películas que llegan a España, según Seisdedos sobre todo a través de festivales, no tienen mucho que ver con esta corriente, ya que las obras de autores como Kim Ki-Duk o Lee Chang-dong están muy alejadas de los taquillazos que triunfan en los multicines de Seúl. Pero obvia que todas las cintas de directores aclamados por la crítica, como Park Chan-wook o Bong Joon-Ho, han batido récords de recaudación en Corea del Sur, y que cualquier seguidor de la cultura surcoreana tiene un amplio conocimiento sobre sus filmografías. Además, a España están llegando muchas películas en los últimos años, gracias a los ciclos de filmotecas, a proyecciones como las del Centro Cultural Coreano, o a la labor de distribuidoras como Media3 Estudio, que traen las cintan hasta nuestra cartelera y lanzan ediciones en DVD.

Por descontado, un periodista no debe ser experto en un tema para hablar sobre él, pero, como compañero de profesión, creo que hay que informarse convenientemente antes de acometer la elaboración de un artículo sobre cualquier tema. Y la información no es difícil de conseguir: como el propio Seisdedos indica en el texto, hay cientos de webs y blogs occidentales de “eruditos entusiastas del tema”. Como por ejemplo, el que escribe un servidor. No pretendo ser una referencia para nadie. Solamente creo que a más de un seguidor de la cultura surcoreana contemporánea nos ha dolido este artículo en el medio más importante de nuestro país, que despacha un asunto tan interesante como si fuese una moda pasajera un tanto ridícula. Sinceramente pienso que la Ola Hallyu es un fenómeno serio y trascendente que, con el tiempo, puede suponer una importante alternativa a la cultura mainstream, procedente en su mayor parte de Estados Unidos, que consumimos actualmente. Quizás me equivoque, pero creo que valdrá la pena continuar siguiendo de cerca la Ola Hallyu, obtenga la atención de los medios masivos o no.

Rubén León

3 comentarios sobre “Carta Abierta a El País Semanal sobre el artículo ‘A lomos de la ola coreana’

  1. Yo ta te comenté por Twitter. El artículo me parece que está bien por las fuentes y la información que da, está bastante más trabajado que otros y no se inventa chorradas, ni se burla abiertamente como ya se ha hecho en otros medios. Se queda en la superficie, creo que porque no hay espacio para más. Hay que hablar de mucho en muy poco. Y creo que para alguien que no conozca todo esto, es un buen resumen. Lo que ya no sé es si conseguirá incitar a alguien a interesarse más por el tema. Precisamente por lo que comentas aquí.
    Me da bastante rabia que esté bien escuchar a Lady GaGa o a cualquier otra diva del pop, y que el kpop esté peor valorado. El pop occidental se toma en serio, incluso a veces la gente se traga que los productos pop no son productos, sino artistas auténticos (Lady GaGa otra vez). Sin embargo, al hablar del pop coreano, se suele pensar que es una mierda, se critica que sea prefabricado, que blablabla… pues como todo el pop comercial con grupos o solistas que son productos. Solo que, encima, en este caso, para mí el kpop le da mil vueltas al panorama popero de USA, de dónde aguanto poquitas canciones.
    Aunque considero que se este tipo de postura se ha manifestado bastante más radicalmente en otros lados, y con cero respeto. En este artículo, aunque no me guste eso, no me molesta tanto como sí me ha molestado en otras ocasiones que el kpop ha salido en medios (desde que SNSD hace vídeos para anuncios de compresas en La Sexta hasta ridiculizar toda la música y a los idols en la Cadena Ser).

  2. Pues considero que la gran mayoría de grupos de Pop Coreano son muy profesionales, se ve claramente que ensayan exhaustivamente sus coreografías brindan un buen espectáculo, divierten y eso es lo que pretenden, si los comparas con el niñito inmaduro del Beaber es clara la diferencia el K pop es mil veces mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s