Into the Mirror (Kim Sung-Ho, 2003)

Into the Mirror

Los espejos dan bastante canguelo. Ya lo dijo Paul Éluard: “Hay otros mundos pero están en éste”. Un espejo puede ser la puerta de entrada a un universo que parece el mismo que el nuestro pero en el que todo funciona al revés, lo cual es una premisa estupenda para una película de miedo. ¿Y sí cualquier espejo fuera mucho más que un objeto en el que nos reflejamos y contuviese una versión ligeramente diferente de nosotros mismos? ¿Y si ambos yoes comenzasen a mezclarse? Y lo que es más acojonante: ¿Y si morimos y nuestros fantasmas quedan atrapados al otro lado del cristal?

Into the mirror

Lo mejor de ‘Into the mirror‘ es su vocación de estilo. El director Kim Sung-Ho se esfuerza por crear una puesta en escena hermosa y original y, aunque en determinados momentos abusa de los sustos fáciles, la mayor parte del tiempo lo consigue. Su esfuerzo por conseguir imágenes que persistan en nuestra retina recuerda al de la obra maestra ‘Memento Mori‘, de la que es en parte deudora. Incluso emplea a una de sus protagonistas, Rie Young-Zin, en la brillante secuencia inicial. Pero el realizador es capaz de encontrar su propio estilo, en escenas tan brillantes como la del sueño del protagonista, en la que éste revive la muerte de su compañero. La película se beneficia de la interpretación de Yoo Ji-tae como el atribulado ex-policía que investiga las muertes en serie, y demuestra la versatilidad de este actor, que pasaría a la posteridad como el inolvidable villano de ‘OldBoy‘.

‘Into the mirror’ es una historia de venganzas de ultratumba que recuerda al clásico de los 80 ‘Al final de la escalera‘, ya que corresponde a esa tipológía concreta de historias de fantasmas en la que los que vuelven fueron asesinados por motivos económicos (en ‘Al final de la escalera’ se enuncia literalmente: “murder for profit”). El argumento es deliberadamente enrevesado pero su solución es demasiado obvia, aunque luego mejora ligeramente, porque el guión da una última vuelta de tuerca y nos revela que lo importante no es la resolución del misterio sino el destino final del protagonista. En definitiva, una película que cumple con creces su función de provocarnos escalofríos pero que consigue trascender los límites de su género gracias a la fuerza de su puesta en escena.

Nota: 7/10
Lo mejor: una certera puesta en escena

2 comentarios sobre “Into the Mirror (Kim Sung-Ho, 2003)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s