No Mercy for the Rude (Park Cheol-Hee, 2006)

no mercy for the rude poster

No mercy for the rude‘, del debutante Park Cheol-Hee, podría haber sido una buena película. Incluso una película excelente. Pero el quedarse demasiado pegada a sus referentes la malogra por completo. ¿Y cuáles son sus referentes? La Trilogía de la Venganza, de Park Chan-wook. La cosa empieza mal. Shin Ha-kyun es el protagonista. También lo era de ‘Sympathy for Mr. Vengeance’. Y, si en ésta hacía de sordomudo, en ‘No Mercy for the Rude‘ hace de mudo, lo que, en mi opinión, cruza la fina linea que separa el homenaje del plagio descarado.

En esta ocasión, el actor interpreta a un asesino a sueldo, diestro en el manejo de los cuchillos y obsesionado con el toreo. Su sueño es viajar a España y convertirse en matador. A lo largo de la cinta, se enamora de una misteriosa mujer y adopta a un niño que se encuentra por la calle, formando así una curiosa familia disfuncional que se completa con sus compañeros de profesión, entre los que destaca un asesino que aspira a montar una academia de ballet. El problema es que el director es incapaz de aprovechar los personajes ni las situaciones. Su nulo talento como narrador es evidente en cuanto que el guión recurre una y otra vez a desgastados clichés, como el del pasado enrevesado y traumático, y a que la puesta en escena carece de la fuerza y trascendencia de la del director de ‘OldBoy’.

Aunque hay que decir que en la dispersa cinta hay secuencias interesantes y originales, como aquella que contiene una evidente carga de crítica social, en la que el protagonista asesina a diversos miembros de estamentos corruptos de la sociedad, como un político o un religioso, la escena en el hospital en la que su amante y él se comunican mediante palabras escritas en la mano del niño, o el final, en el que el asesino viaja a su paraíso particular… Pero estos destellos no consiguen hacer de la película una propuesta sólida que se distancie de la obra de Park Chan-wook porque también son deudores de ella.

Eso sí, si alguien tiene un ataque de Parkchanwoonitis agudo y ya ha visto demasiadas veces los Vengeances y OldBoy, ‘No Mercy for The Rude’ por lo menos no aburre.

Nota: 5/10
Lo mejor: Shin Ha-kyun, un actor con una rara capacidad para parecer tierno y, al mismo tiempo, convincente como asesino despiadado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s