Concierto de B1A4 en Madrid: una crónica personal

Mientras nosotros subíamos por General Ricardos, visiblemente excitados por lo que se nos antojaba una cita histórica, descendía una multitud que portaba banderas color naranja: los asistentes al mitin masivo de Ciudatans, que se había celebrado por la mañana en Vista Alegre. Y pensé en que, mientras se decide el futuro político de este país, nosotros estamos pendientes del enésimo escándalo de cualquier grupo de nugus coreanos. Así nos luce el pelo.

La cola era kilométrica, nos la prometíamos muy felices pensando que no habría casi nadie. Nos dispusimos a esperar y justo delante teníamos a ¡Lucy Paradise! Se dio la vuelta y nos miró muy sonriente, yo creo que me reconoció porque llevaba la misma camisa que en aquel evento friki en el que me hice una foto con ella. Me dije “ésta es la mía para entablar conversación con ella”. Pero justo después de nosotros se puso A., aquella chica de mi clase de coreano que marchó a vivir a Corea y que volvió por despecho o algo así. El caso es que comenzó a hablarnos sin parar, pero no de su estancia allí, sino de su veneración a la SM, asegurando que en Occidente la detestábamos porque no teníamos ni puta idea de cómo era realmente (y, claro, ella sí lo sabía), y de su odio a la YG, afirmando que no iría a ver a Big Bang aunque diesen un concierto gratis en la puerta de su casa. En 10 minutos logró enemistarse con el señor argentino que vendía camisetas de los B1A4, a 10 euros a la entrada y a 6 a la salida (le espetó que podía conseguir las camisetas oficiales en Seúl mucho más baratas), y con unas chicas que repartían flyers para la próxima fiesta K-Pop, afirmando que ella le había descubierto la música coreana a una de las DJs que pinchaban, que, según ella, iba muy subidita. Menos mal que llegó el resto de la AKA y procedimos a ignorarla alegremente y sin ningún miramiento. Pero perdí mi oportunidad de hablar con Lucy Paradise, con lo bien que me cae, me cae casi tan bien como Rodríguez Zapatero.

Después de más de una hora de cola, que empleamos en arrepentirnos de no habernos ido a tomar unos vermús al bar de enfrente y en comentar la detención de las Oh My Girl en el aeropuerto de Los Angeles, entramos al recinto pasadas las 7 y con el concierto a punto de empezar. Yo no paraba de pensar en A., en lo mal que está la peña y en si el K-Pop puede hacer que nos volvamos locos de remate, porque ella no era la única fan a la que se le había pirado la pinza, hay que ver las Banas cuando salieron los B1A4, a los que en la AKA llamamos cariñosamente DINA4, ¿lo he dicho antes?, la reacción fue antológica. Hay que ver cómo son las Banas, son las fans más aguerridas sólo por debajo de las Darlings y, quizás, de las Army rusas. Mira que he visto a gente gritar en conciertos, que de joven fui a una firma de discos de las Spice Girls, pero como esos alaridos, jamás. Y, oyes, es que el espectáculo lo merecía, los chicos eran muy majos, bailaban muy bien, eran un prodigio de coordinación, pero pagamos 50 napos del ala y en algunas canciones hacían playback. Vale que bailar a ese ritmo y cantar al mismo tiempo es casi imposible, pero creo que lo dejan casi todo en manos del fanatismo desbocado de su público.

Y NO CANTARON TRIED TO WALK

Que conste que nos lo pasamos genial, al fondo de la sala, eso sí, coreando la sucesión de éxitos y dando saltos, pero creo que estamos demasiado viejos para entender del todo lo que significa el K-Pop. Porque, al día siguiente, me escribió la pesada de la alemana, qué plasta es, para contarme que no había ido al concierto de los DINA4 en Berlín pero que sí fue a acosarles al aeropuerto, y me pregunto si no se nos está yendo de las manos, si los kpopers van a acabar provocando el mismo terror que las inefables Beliebers, y si quizás debería apearme, porque tengo ya unos años y un regusto de ligera decepción desde el domingo, y no paro de preguntarme si el K-Pop ha destruido más vidas de las que ha salvado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s