Sympathy for Lady Vengeance (Park Chan-Wook, 2005)

La venganza como melodrama. Park Chan-Wook culminó su trilogía de la venganza con ‘Sympathy for Lady Vengeance‘, la película menos alambicada de las tres. De hecho, con la premisa de esta historia, el director americano medio no habría conseguido más que un telefilme ramplón. Pero el realizador surcoreano consigue que esta cinta, en la que una ex-presidiaria orquesta una venganza colectiva contra un asesino de niños, sea mucho más trascendente que su argumento, gracias a la estilización de su puesta en escena y a un firme pulso narrativo.

Aunque tardamos en descubrir el verdadero objetivo de la protagonista, cuando éste se revela, todas las piezas sueltas que el guión ha ido dejando por el camino, como migas de pan para que no nos perdamos, se ensamblan mágicamente y descubrimos que estamos ante una venganza mucho más plausible que la planteada en ‘Old boy‘. El director decide centrarse en las reacciones de los personajes ante la oscura disyuntiva que se les presenta en lugar de en las vueltas de tuerca del argumento, en las que se basaba su anterior entrega.

El desarrollo del dilema moral que plantea la protagonista a los padres de las víctimas del personaje interpretado por Choi Min-sik (quizás el más vil que ha encarnado, con permiso del de ‘I saw the devil’) es la secuencia clave de la cinta. Asimismo, contiene algunas de las escenas más brillantes del cine coreano reciente. Sólo un director del talento de Park podía conseguir que la parte más interesante de un thriller fuese la que presenta a un grupo de personas hablando. El diálogo en el aula únicamente es superado por uno todavía más tenso, en el que, una vez consumada la venganza, los que la han perpetrado se reúnen para celebrarla en cierto modo. Quizás sea ésta una de las fiestas más deprimentes de la historia del cine.

Una vez concluida, ‘Sympathy for Lady Vengeance’, el espectador se da cuenta de que no era la película que creía que iba a ver. La violencia y los giros inesperados quedan a un lado y los personajes y, sobre todo, sus decisiones, se convierten en el verdadero motor de una cinta que, por su mesura argumentística (que contrasta con las pirotecnias a las que Park Chan-Wook nos tiene acostumbrados), se erige como la mejor de una de las trilogías más importantes del cine contemporáneo. Porque, mientras ‘Sympathy for Mr. Vengeance’ y ‘Old Boy’ se malograban un poco tratando de epatar al espectador con acrobáticos giros de guión, en esta película, el director prescinde de ellos, consiguiendo su trabajo más afinado, que puede no suponer tanto una innovación en el género del thriller como en el del melodrama.

Nota: 9/10
Lo mejor: el dilema moral que genera la venganza.

3 comentarios sobre “Sympathy for Lady Vengeance (Park Chan-Wook, 2005)

  1. Mi película favorita de Chan-wook era indiscutiblemente “Thirst”… pero veo ‘Sympathy for lady vengeance’ una y otra vez, me escucho siempre que puedo su delicioso soundtrack, y simplemente, caigo siempre en la repentina sorpresa de que aunque sea uno de sus trabajos menos trascendentes en popularidad, es su mejor film… es el maduro resultado de los excesos narrativos en sus guiones anteriores de “Sympathy for Mr. Vengeance” y “Old Boy”… es ‘gastronomía cinéfila’ como alguien decía por ahí.

    En “Sympathy for Mr. Vengeance” su personaje principal (el sordo mudo) es un casi tarado, en “Old Boy” el personaje es un ser con una venganza irracional (que se justifica muy bien)… pero en este último trabajo su personaje parece haberlo entendido todo, y parece haber pasado no solo por sentimientos y angustias, rabietas y violentos arranques de venganza, si no que pasó también por el preguntarse ..y tal vez no es muy visible en el transcurso de la trama, pero se puede sentir que desde que el personaje fue concebido, mucho antes de un último guión, se hizo las preguntas que ninguno de los personajes en los títulos anteriores de la trilogía se hicieron… ¿Fue pecado haberme culpado? ¿Fue pecado haber callado? ¿Fue pecado haber dejado a mi hija? ¿Fue pecado no haberme vengado?… y esto le dio un sentido único al film, un humanismo encantador, Chan-wook se comprometió verdaderamente con este maravilloso personaje. ¿Como medir los pecados con tanta injusticia de por medio? ¿Que nos enseñó la iglesia católica cuando nos puso en frente a la virgen María?… eso es la Lady Vengeance.

    “Old Boy” es el título mas comercial de la trilogía, y el guión se comió a Chan-wook… quiso contar demasiado y quedó pequeño, “Sympathy for Mr. Vengeance” fue una crítica dura al sistema surcoreano y las prolíficas economías capitalistas que ayudan a unos y tornan a otros en un mundo miserable, sí… pero sin duda el film mas inteligente, más indeducible y más sabroso es este, y en tus últimas líneas (que para mí son memorables) lo resumes de buena manera.

    “¿Por qué te pintaste los ojos de rojo?” le pregunta una de sus amigas que hiciera en la cárcel a Lee Geum-ja… “La gente dice que parezco de buen corazón” responde ella.

    Jamás olvidaré este diálogo que resume toda la película.
    Gracias por dedicarle unas palabras a mi película favorita!
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s